28.2.17

Galileas Party

Hace dos semanas, una de las amiguitas de la Chikipandi celebraba fiesta de cumpleaños. ¡Galilea tiene ya 3 años! Madre mía, qué rápido crecen; si hace nada jugaban en la piscina de bolas y apenas gateaban...


Esta vez, el cumpleaños fue en lo que aquí se llama "Spielraum", o un lugar destinado a que los peques pueden jugar. Hoy os enseño el LUVundLEE Studio.

En pleno centro de Viena, se encuentra un lugar donde los más peques de la casa pueden disfrutar de cursos creativos de pintura, escultura, teatro, música para bebés y un largo etcétera de actividades adaptadas tanto a niños como a bebés. Estos talleres están focalizados en la educación para el desarrollo y la creatividad. Además, los viernes y fines de semana se puede alquilar para hacer fiestas de cumpleaños. Y así es como lo conocimos.







Galilea nos invitó a su cumpleaños y lo celebró en este sitio tan chulo. Luz natural, tobogán, piscina de bolas (¿qué tendrán que siempre causan furor?), disfraces (el punto débil de mis hijas), un rincón de relax, una habitación para los papis y una cocina. ¿Qué más se necesita?









Después ya de varios años de experiencia en fiestas infantiles, tengo la sensación de que en Viena existe una amplia variedad de lugares que ofrecen opciones estupendas para que los niños disfruten con sus amiguitos. Las pekes se lo pasaron bomba, y no hay más que ver lo que disfrutó Ariadna con los disfraces, por ejemplo. Hizo más cambios de vesturio que Lady Gaga de gira...



Un look muy Frida Kahlo

"¡Mira mami, qué disfraz de mariquita tan bonito!"

Después de jugar un rato con todos los juguetes, desordenar todo lo que había (y lo que no había) y subir y bajar por el tobogán, llegó el momento de reponer fuerzas. ¡El pastel! En un pispás estaban todos sentados en la mesa esperando su pedazo.






Y con el subidón de azúcar y las pilas cargadas, ¡todos a jugar otra vez!




video





Y para acabar el post de hoy, me gustaría hacer una mención de honor y una reflexión. La mención de honor es para la paciencia que tiene Roman, el papá de Felix (y ahora también de Victoria) con mis hijas. Ellas, que a la mínima que les das un dedo se cogen todo el brazo, estuvieron incordiándole un buen rato y él, juega que te juega con ellas. ¡Eres un santo, Roman! :)





Rodeado de chicas y sin escapatoria...


Y como reflexión final, os dejo esta foto. Porque no hay mejor espectáculo en el mundo que ver a los niños disfrutando de su infancia. Y aún más si son los tuyos propios :)


1 comentario:

  1. que lindo! y como nos divertimos! Que risa Roman rodeado de princesas! no se quienes se divierten mas si los peques o nosotros!

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas?